miércoles, 30 de abril de 2014

Ahora



Puedo decir tantas cosas. Escribirlas notablemente en hojas de papel brillante para que el reflejo del sol las transforme en imposibles de leer. Puedo, si me dejas ahora, no escribirlas nunca y susurrarlas al oído tantas veces como soles hay en el universo. Puedo eso, ahora. Sólo eso, ahora.
Porque, en definitiva, es lo que quiero.
Tu piel aroma que cubre tu cuerpo encuadernado y usándote de lienzo, excusas, para escribir de ti y de mi, ahora. Porque quiero escribirte ahora, sobre tu piel, mis manos, ahora. Mi boca y tu piel, ahora. Tu peso sobre mi peso, ahora, escribiendo hasta que haya tinta entre los dos que no se borre.
Al oído.

             Que tu silencio sea el brote de cólera por no estar ahora.





"No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamás sucedió"

Creo que es una de las frases
 más hermosas de Joaquín Sabina.

Desde La Oscuridad a Diario, Darío.
Publicar un comentario