domingo, 8 de noviembre de 2009

Lobo


Patear la puerta
morderte el cuello
y seguir

Patear la puerta
morderte el cuello
besarte, casi no.
y seguir.

Patear la puerta
morderte el cuello
besarte, casi no.
Tomar tu mano
y seguir.

Patear la puerta
morderte el cuello
besarte, casi no.
Tomar tu mano
y desnudarte, lento.
Y Seguir.


Será la actitud, ingresar, besarte tanto al punto de perder el aire y cerrar los ojos en el desmayo. Sentir latir tu cuerpo y ver que tus músculos responden al estímulo cercano del aire caliente de mi boca que baja y sube buscando el punto exacto al morir.
Como un lobo respiro. Como un lobo jadeo y te busco. Mas no poder, como un lobo devoro tu cuerpo arrancándote el deseo y llevándolo en mis fauces. Como un lobo, enceguecido, te pido lamento y lloro a la misma luna que se esconde, no me quiere ver y busca raudo el sol para que despierte.
Como buen lobo vuelvo de tu cueva a la mía.
Duermo.
Tranquilo por esta noche.
Te dejo dormir
Te dejo sentir que cansada por el día a día duermes más como si morir fuera eso, solo dormir.


Y seguir,
lento, desnudarte y
tus manos.
Casi no besarte,
mordido tu cuello,
cierro la puerta.

Me voy.
Publicar un comentario