miércoles, 12 de febrero de 2014

Polvareda


Hemos muerto tantas veces
de fusilamiento
de balas errantes
de carros hidrantes
con puños en alto
con manos alzadas
con ojos tapados
con cuerpo mutilados
Pero siempre, como si fuese epidemia, nacemos
Para seguir luchando y evitar tantas veces como se pueda morir
Porque el sistema quiere que mueras
tantas veces como muertos tenemos.


No venimos al mundo a morir, venimos a vivir tan dignamente como los sueños y nuestras manos nos permitan, el cuerpo resista y la alegría persista. Porque eso somos, los que luchamos, una sonrisa al viento esquivando fusilamientos, balas errantes, carros hidrantes con el puño en alto, con las manos alzadas con las caras tapadas con el cuerpo mutilado de tanto luchar por mi, pero principalmente por ti y por cada uno de nuestros hermanos que nacen por montones en esta querida tierra revuelta levantando polvareda.





En algún lugar del mundo seguimos naciendo
Polvareda, eso somos, aunque sólo sea para que lagrimeen un rato largo,
seguiremos molestando.

Desde La Oscuridad a Diario, Darío.
Publicar un comentario