domingo, 4 de diciembre de 2011

Cae



Incesante goteo de ideas en vano.

Una gota, cae, suelta su fuerza sobre el piso, cae, explora su energía contenida, cae, y no desaparece, cae.
Una más, cae, siente libre su pelo al viento, cae, descubre su espalda, cae, desnuda al sol, cae y no presenta peligro alguno, cae.
Una pretende, cae, abrir los brazos al viento, cae, y sus lágrimas son más gotas, cae, libres al azar, caen.

Su cuerpo es un festín de aplausos en sincronías que suben y bajan temblando cada poro y permitiendo que los músculos contraigan y relajen desde su más pequeñas fibras. Es placer. Cae por su propio peso la noche, cae como gota, cae como la lluvia.
Una idea cae y desata una lluvia en algún lugar del cuerpo, en algún lugar del mundo. Cae.
Publicar un comentario