martes, 5 de abril de 2011

Alta en el cielo


Alta en el cielo...

Izó la tiza
apuntó al corazón del pulpo
y un verde oliva paisaje de gendarmes cubrieron el horizonte.
Izó la tiza
apuntó a los brazos oscuros del vacío
y un montículo de prestos para matar dispararon.
Izó la tiza
y murió.
Izó la tiza
y lo mataron.
Izó la tiza
y cayó en la ruta hacia la libertad.
Izó la tiza
Carlos Fuentealba murió.

Murieron los niños, porque la tiza no llegó.
Murieron los maestros, porque la tiza no llegó.
Murió el estado de derechos, porque el gobierno lo mató.



Carlos fuentealba presente, ahora y siempre, presente.

4 años del fusilamiento de un obrero de la educación por manos conocidas del gobierno de Sobisch.

Nunca más es munca más.


Darío desde La Oscuridad a Diario.



Publicar un comentario