jueves, 21 de enero de 2010

Por vos estoy (3 años del Blog)

(amo esta mariposa)


¿Cuánto duelen las letras,
todas salpicadas,
esparcidas al azar,
como esquirlas de guerra,
tan sucias y profanas,
que destrozan el corazón?

Nada.

Ya no duelen.

La felicidad es símbolo de cura y de notoria pobreza poética.




Hace tres años, un 21 de enero de 2007, desperté de mí por culpa tuya y no volví a dormir. Nacieron un montón de letras sueltas y las junté en la palma de mi mano, cual migas de pan sobre una mesa, y una a una las consumí con placer envenenado.
Vos me viste comer cada una de las letras, cada miga, y ya nadie me paró, aún sabiendo que estaban envenenadas, las engullí por placer morboso de saber morir una mañana.

Ya no es lo mismo.
Hoy hay más luz de lo previsto.
Ya no hay migas, solo letras.
Ya no soy nocturno y descanso más.
Ya no hay ni una ni dos y nadie que yo quiera más ni menos.
Ya solo quedan poemas.
Ya solo hay lugares y fotos.
Ya soy de vos, de ellas y de nadie más.

Porque La Oscuridad a Diario es ahora de todos.
No porque sean oscuros.
No porque quiera oscuridad.
No, no más y solo por estos días de sol.

Son solo tres años de mí
y de ti.

Solo gracias, por nada
y por tanto.


Darío Martin
de La Oscuridad a Diario



El aleteo de una simple mariposa, acá o allá, no provoca una tormenta.
Lastima el corazón y lo puede llegar a matar.
Publicar un comentario