miércoles, 1 de julio de 2009

Mi causa



Nacer por nacer nomas
No, nunca más
Naceré solo para joderte.
Naceré para matarte.
Naceré mil millones de veces más hasta que se acabe.
Naceré por nacer jodido
Naceré para ser el grano en tu oído.
Naceré solo por querer ser el que nace y te jode.
Nacer por nacer no más, nunca más.





Mi causa, no es lo mismo que Mi lucha.
Mi causa y tu lucha no son amigas, solo enemigas.

Vos ganaste. Nosotros perdimos.
Vos nos entregaste. Nosotros morimos.
Vos nos matas... y nosotros revivimos.


Morimos por momentos
Nacemos de a montones.


Morimos muchas veces
Amanecemos naciendo.


Mi causa, no es lo mismo que tu mierda.
Mi causa y tu mierda no son amigas, se anulan.


Vos nos cagas. Nosotros no comemos tu mierda.
Vos nos saqueas. Nosotros no tenemos anda que entregar.
Vos nos educas. Nosotros no aprendemos más.


Morimos sin saber
Nacemos con el poder, de nacer una y mil veces más.


Morimos por morir
Y luego matamos por matar.


Por que mi causa te mata, y no es lo mismo que tus muertes.
Mi causa te mata y te entierra.


Tu lucha me mata, pero antes me viola, me tortura, me saquea y me denigra al rango de piedras en el camino que solo molestan por molestar y, en finas operaciones militares, me exhortan amablemente, en sangrantes charlas, a decir quién más está por mi causa y los matan de la misma manera.




Selvas, selvas todas
¡vivan!
¡vivan!
Selvas vivas del norte de América
Vivas a las selvas de toda América
Vivas para nacer
Vivas por no querer que otros maten por placer.
Selvas, Marcos, selvas.
Selvas, Zapata, selvas.
Selvas, Sandino, selvas.
Selvas, Ortega, selvas.
Selvas, Fidel, selvas.
Selvas, mi Che, selvas y que vuelvas a nacer.





Darío. Por decir Darío. Por decir muchos más. Por decir Basta ya!. Por decir y decir mucho más.
Publicar un comentario