martes, 2 de diciembre de 2008

Bastardía


Tiempo
Bastará y tiempo dirás.
Tiempo
Atesorarás y vivirás eternamente un tiempo corto.

Cielo
Claro e inquieto como nubes de tormenta.
Cielo
Recibirás al sol entre tus manos y quemándote dirás que eres la dueña del fuego.


Pasarán años por tu piel y dirás que solo serán caricias propias del amor eterno. Amor que no durará más que un suspiro pobre y simple. Desparramando desprecio al por mayor y envenenando todo a su lado. Provocando la muerte de tus adentros y quitando la miel de los labios dulces de la misma guerra interna.

Tiempo, tiempo, tiempo…

Tiempo perdido.
Tiempo compartido e invertido, convertido en harapos pobres de tus soledades en el ambiente cálido de tus momentos tristes y odiosos.

Aléjate.
De golpe te odio y a golpes te rechazo. Histérica obsecuencia perturbadora que desata lo más lejanos rencores de mis pasados todos embarcados en mis deseos.

Ya no tengo tiempo en ti y ya no consigo ser parte de tus tiempos todos.
Déjame salir.
Droga inútil de mis venas abiertas de particulares esencias y casuales consecuencias.



Estoy enojado, pero no se con qué ni con quién.
Estoy acelerado y no sé por qué y con qué.
Lo bueno es que lo estoy y estoy.
Y eso si se qué o porqué.
Intentaré enamorarme de mis no-sé-qué.





Darío.
La oscuridad a diario, historieta de una oscuridad escrita por conciencia.
Publicar un comentario