sábado, 5 de abril de 2008

Días de esos y de otros y míos









Siento que ni el viento
ni yo
soplan por soplar
y destrozado de andar
intento,
solo eso,
hacer que por donde paso
deje huellas
y huya,
como el mismo viento.





No me rompas corazón, en partes iguales, en pequeños trozos.
No me llames ahora, ni señales, ni en brisas.
No atenderé, no lo haré.
y las palabras no me salen, y lo demás también.
No me rompas corazón, ni me hieras amor, pues dolor, dolor
y tristeza más tristeza.
Hoy es el día, hoy es de ella.
Mañana y la semana, calculo toda esta temporada
detenida,
inconclusa,
de un año plagado de otoños.

y sabrás si me voy
cuando deje de soplar
cuando solo sea lluvia
y mis lágrimas besen,
tu rostro al viento.
Publicar un comentario